← Volver

¿En qué puede afectar el calor o el frío a las carretillas?

Ahora que se está acabando el verano para dejar paso al otoño, y las temperaturas empiezan a variar, hay que prestar especial atención a las carretillas elevadoras, ya que el clima (muy caluroso en verano y muy frío en invierno) puede influir en su estado. 

¿Cómo afecta el calor a las carretillas? 

PROBLEMA A: Pueden darse defectos de fugas de aceite que afectan al sistema hidráulico. 

CONSEJO: Tanto si está almacenada como si está funcionando, intenta que sea en un ambiente fresco y a la sombra, ya que el calor produce una carga extra al sistema hidráulico que hace que los sellos no cierren bien y se puedan producir las fugas de aceite. 

PROBLEMA B: Los neumáticos pueden degradarse, ya que con el calor la presión de los neumáticos puede aumentar causando, en algunos casos, reventones. 

CONSEJO: Antes de usar la carretilla comprueba la presión de los neumáticos. 

PROBLEMA C: La batería de la carretilla no se carga al máximo. 

CONSEJO: Intenta no dejar al sol la carretilla y usarla con moderación para que se enfríe lo suficiente, ya que las altas temperaturas hacen que el interior de la batería se caliente, haciendo que no se cargue al máximo o que, incluso, pueda llegar a explotar si está muy sobrecalentada. 

¿Cómo afecta el frío a las carretillas? 

PROBLEMA A: El gas se puede congelar, haciendo que la carretilla no arranque. 

CONSEJO: Cuando la almacenes, intenta que no sea a la intemperie. La humedad y las bajas temperaturas pueden ocasionar condensación en el mecanismo de ignición, motivo por el que carretilla no arranca. 

PROBLEMA B: El filtro de combustible se puede atascar. 

CONSEJO: Si la carretilla diésel ha estado trabajando todo el día, lo mejor es llenar el depósito al máximo antes de almacenarla, ya que durante el enfriamiento se genera condensación en el tanque, pero al estar el depósito lleno no hay espacio para la condensación. 

PROBLEMA C: El radiador o el bloque del motor se ha congelado. 

CONSEJO: Asegurar que la carretilla tiene anticongelante antes de que empiece el invierno, ya que no solo el radiador se puede congelar, también puede atascarse la bomba de agua y el termostato, el anticongelante restante en el bloque del motor se puede congelar, los sellos se pueden estropear,… lo que hace que una vez arrancado el motor se puedan estropear otras partes de la carretilla. 

 

Por todo ello es tan importante realizar el mantenimiento de las carretillas, revisando todos los elementos mencionados y probando que todo funciona bien para evitar sorpresas inesperadas. En mateco revisamos todos nuestros equipos para asegurar el correcto funcionamiento de la maquinaria y disponemos de un servicio técnico ágil, eficiente y profesional para evitar que se produzcan interrupciones en tu trabajo. 

 

Comentarios

Sin comentarios

Escribir comentario

* Estos campos son requeridos